temporalmente inconexa


Ying yang
18-07-07, 5:00 pm
Filed under: felicidad

Hoy es un día como para escuchar Teleradio Donoso, específicamente Gran Santiago. Para sentarse en un mueble cómodo con olor a humedad y un té en las manos. Probablemente acompañado/a de esas personas que te hacen sonreír cuando las recuerdas, hablando de aquellos buenos recuerdos de días pasados y felices. O quizás para caminar con tu novio/a y un helado en la mano, sacando fotos, y saltando un poco en cada paso. Como tercera opción podría ser en la playa, con viento en la cara –pero sin frío- viendo como pasa gente corriendo o caminando. Mirando a detalle cada cosa que sucede. Sin embargo mi escenario favorito es acá, en la casa de mi abuela. Que esté en Valparaíso, como sería idílicamente si todo me resultara perfecto, se llena de la música que pongo mientras ella habla con sus amigas, comiendo cazuela y mucho choclo, con un té rico esperándome y fotos amarillas, como mojadas, con un poco humedad. Recordando a todos aquellos que se han pasado por mi vida, aunque sea unos segundos, aunque no hayan querido estar realmente, y sonriendo, sonriendo verdaderamente como desde hace ya unos años. Divagando sobre las situaciones incómodas, alegres, tristes, estúpidas -con quien fueran- pero con la cara estirada, ya con dolor de tanta alegría facial para un mismo día. Y acá, no por eso menos aburrida, mirando la neblina, con poca luz y feliz, feliz de todo lo que me ha pasado, lo bueno y lo malo, porque finalmente de una sola cosa no está hecha la vida, y el resto hay que simplemente mamárselo. He dicho.

Anuncios


not half right
08-07-07, 1:52 am
Filed under: escritos

“has cachado cuando te da vueltas un líquido frío en el corazón o en la guata”

Cuando te vas dando cuenta que gran parte de las ideas que tienes se las donas a otros que sacan provecho de ellas, sin embargo, no logras articular ninguna que sea útil para ti misma. Cada vez que notas que a tu edad no has echo nada importante, y por más que te engañes diciendo “me queda tiempo” sabes que tu carrera es de pitutos y trabajos previos, cosas que lamentablemente no tienes. Lo sientes cuando ves chicas menores y quizás mejores que tú realizando aquellas cosas por las que te mueres. En el espejo, cuando no te agrada tu rostro, tu apariencia, lo que muestras, como no logras engañar a nadie. En la mesa, en familia, sabiendo que cada mascada, cada cucharada es una pequeña obra de teatro sin público. Al notar que no eres importante, especialmente para aquellos que más te impresionan, te impresionaron y te van a impresionar toda tu vida, aunque jamás sepas por que. Está un poco mientras desayunas en la cocina, sola, pensando todas esas cosas que creíste harías a esta edad, y que lamentablemente no han sucedido porque las ganas y el tiempo no te han jugado a favor. Frío, espeso y doloroso cada vez que un amigo te cuenta que le ha ido mal, cada vez que tienes que contar algo desagradable a otro, cada vez que debes mentir aunque no quieras para salvar a un tercero, o simplemente, cuando ocultas algo a alguien que quieres mucho. Darte cuenta que la semana es muy corta, y que cada vez te hace más falta una persona. O simplemente reparar que actúas por efecto retardado, y le cuentas cosas al aire después de abandonar su casa, mueres de ganas de abrazos cuando estás sola, o quieres besar a quien viste irse hace un par de horas. Notas que quizás no aprovechas todo como debieras, contemplar las cosas como quisieras o simplemente estar más presente de lo que estás. Observar la contradicción de sentirte mayor, fuerte, acompañada y feliz, con un líquido frío en el corazón o en la guata que recorre tu cuerpo mientras cuentas los minutos para dormirte. Mientras ruegas dormirte y que empiece un nuevo día pronto.



medio año
01-07-07, 11:53 pm
Filed under: Uncategorized

yo.jpg

Medio año y despertar contigo al lado después de una noche metanfetamínica. Darnos cuenta en mitad del metro que es 1ro de Julio y que hace un año estábamos en el mismo lugar, yo vestida de la misma manera. Mitad de año desde año nuevo, caminando a mi casa a las 7 de la mañana y mirando las botellas de cerveza tiradas por Isabel la católica. Y nos vamos dando cuenta que ya vamos para el tercer ½ de año, ahí, antes de entrar al metro dirección escuela militar. Casi 18 meses de recorrer la línea 1 completa, y caminar por las rejas hasta el final esperando acortar tiempo para llegar más rápido a la combinación de Tobalaba. 

 

Medio año y ya no es Disorder sino que es Pitica. No es Joy Division, es Teleradio Donoso. No es Regina Spektor, es Feist. Hay ramos, no hay unidades. Caminamos por la lluvia, llego a tu casa y me quedo a dormir allá. No hay colegio, hay u. Ya no es it, ahora es puc. Julio no es Julio, sino que parece Diciembre. El año se acaba en una semana, y yo todavía no me he preparado en nada. Medio año y pareciera que todavía tengo 14, hay luna llena y camino a casa por Latadia. Solo 4380 horas después y es como si me estuvieran esperando para cumplir 20, y estás tú acá, igual que hace un año, leyendo esto mismo pero conmigo detrás tuyo.