temporalmente inconexa


y ud?
15-05-08, 11:36 pm
Filed under: Uncategorized

11.15 de la noche, suena el teléfono. Nadie se levanta a contestar, solo yo. En realidad no quería hacerlo, pero si era mi abuela, si le había pasado algo a ella. Lo mejor era que contestara, si era una noticia mala quería saberla de inmedianto.

¿Quién es? ¿Qué necesita? no, está durmiendo. Son las 11.15, todos en casa están durmiendo. Menos yo, claro. ¡Qué me importa de donde llame! no tengo intención de despertar a nadie por un desconocido. 11.16, muchas gracias y buenas noches. ¿Que quién soy?  Su nieta señor.

Anuncios


ver, ver y ver
15-05-08, 6:58 pm
Filed under: Uncategorized


lo bueno de llorar
14-05-08, 10:31 pm
Filed under: Uncategorized

No he visto la nueva película de Matías Bize, de hecho si no me equivoco no la han estrenado. No lo sé, puedo estar mal, ando demasiado despistada estos días.

Resulta que el viernes este señor irá a dar una charla a mi u por lo que decidí ver el trailer de su último film. Me encantó En la cama, de hecho quedé pegada un tiempo con el tema por lo que pensé “por que no ver la nueva de él”. Igual cachaba más o menos de que trataba, vi al chico en una entrevista por la televisión (vaya a saber uno que canal/programa) y pensé en que me sonaba a historia conocida.

Hace como 2 minutos que dejé de ver la sinopsis y me di cuenta que me recordaba poderosamente a un sueño de hace mucho tiempo, con la pequeña diferencia de que en este caso Fito no estaba en el soundtrack. Fue raro, hace mucho que tengo líos con diferenciar que soñé con que me pasó, pero ese caso en especial fue tan vívido que se quedó en mi memoria de ahí en adelante. Bueno, como dice Tomás, también es porque soy bastante memoriona.

Al final quedé con ganas de ver la película, y ver alguna otra que me represente así nuevamente. He tenido varias sugerencias (ej, la vida de los otros) pero no me he dado tiempo de hacerlo. De hecho a veces me pregunto si algún día podría hacer una peli así, en el ideario absurdo de que: uno, estudiare DAV y segundo, me irá bien. No obstante esas ganas se han visto cada vez más socavadas por el hecho de que me va como el hoyo en Lenguaje Visual. Debo admitirlo, quería que me fuera bien, aún más, ser ayudante. Pero la vida es injusta, y en lo que alguna vez pensé que le pegaría fue todo lo contrario. Así que por estos días solo me defiendo con periodismo, destacando como una buena alumna del promedio. La vida es feliz igual, nunca pensé que sería tan neutral pero ya me aburrí de exigir hasta sentirme mal y hacerle daño a mi colón. No, después de una semana en cama por culpa de mi guata creo que prefiero andar relajada por la vida.

Este es como el primer post del invierno/otoño, haciendo honor a mi falta de motivación por escribir en este lugar. Aunque ahora que nadie lo lee, debo decir que alguna vez tuve la intención de que muchos lo hicieran, y eso llega a ser reconfortante. ¿Por qué? porque no le debo nada a nadie. No debo seguir una línea ni escribir de nada en particular, solo de lo que me gusta y lo que me pasa. Como hoy, cuando me di cuenta que me dieron ganas de llorar viendo un comercial. De la nada se me aguaron los ojos, y me hice la mujer ruda para no soltar lágrimas. Igual le conté a mi novio, parece que me estoy volviendo niña. Porque si a un hombre le presentan un comercial cebolla y existencial dicen “que mamón”, a mi me dan ganas de lagrimear y poco, aunque me contengo…por suerte logro hacerlo. Y así con muchas cosas, pero a lo mejor está bien y es como la película, lo bueno de llorar. Emocionarse, ver cintas, alegrarse, llorar, neutralizarse y seguir. Prefiero eso que nada, como tenía que contestar hoy en mi prueba de Nietzsche.