temporalmente inconexa


01-04-09, 9:59 pm
Filed under: Uncategorized

En un momento, al final de una canción, juro que pensé que la tocarían. Después dije: no, va a ser al final del concierto. Y no la tocaron, pero no he podido parar de escucharla desde entonces.

Anuncios


21-03-09, 2:06 pm
Filed under: Uncategorized

Con mi abuela en casa nuevamente me puedo dar el tiempo de escribir. Si bien esta semana iba a ser exclusiva de estudio darwinístico, tuvimos una irrupción que pintaba de trágica pero fue -por suerte- solamente una alharaca. Han de suponer en base a esto que no he hablado con ninguno de los dos sujetos en cuestión. En vez de eso, me he dedicado a estar con mis tías -unas súper desagradables- y a escuchar música. Más que nada, Radiohead.

Cada vez que pienso que quedan 6 días, me dan nervios en la guata. Lamentablemente, porque la ley de Murphy es la única ley que vale, tengo prueba tanto el día antes como el día mismo del concierto. Para más colmo, a la hora de la apertura de las puertas. Pero como Thom Yorke y Ed O’brien son más, supongo que estudiaré como loca hasta el jueves, dormiré bien y haré la prueba -ojalá- en 1 hora. Por mientras me preparo escuchando cuanto track tengo de la banda -unas canciones mas que otras- y leyendo las letras que no me se. Quien diga que le entiende a Yorke todo lo que canta es mentiroso o inglés, porque entre ellos supongo que se entienden. De hecho por un tiempo pensé que el coro 4ta canción de su nuevo disco decía “we are fishes” y no “weird fishes”. Me sonaba lógico igual, aunque me habría evitado la confusión con simplemente leer el nombre de las canciones antes de escuchar el disco.  Además el día que escuché el disco por primera vez,  y en el momento mismo que estaba esa canción en mi papod, vi a un hombre ahogado en el canal del metro Bilbao. Los PDI (creo) estaban sacando el cuerpo frente a una multitud agolpada en el puente. Yo justo me estaba bajando de la micro que para por Tobalaba y vi todo. Quizás por eso “we are fishes” me sonaba mejor, y como soy más o menos para el inglés, la canción tenía pinta de suicidio. O el tipo tenía pinta de suicidio. Quizás era un borracho que pasaba por ahí, nunca supe en realidad. Ahora volvió la duda.



Eramos todos felices
18-03-09, 11:16 pm
Filed under: nada, u

daniela-sur-2gb250
Ayer estaba en la micro y pensaba en escribir en este lugar, no por nada en especial sino recordando los blogs que me gustan. Siempre pensé que lo básico para tener uno era contar algo atractivo. Sin embargo, me he dado cuenta que me gustan aquellos que no relatan más allá de lo normal y cotidiano. Mi favorito es de una española -veo sus fotos desde hace más de 4 años- porque cuenta lo que le pasa, y casualmente eso concuerda casi siempre con lo que estoy viviendo. Si pasa por una etapa súper feliz, yo ando en las mismas y ahora que se siente media sola coincidimos una vez más.

Resulta que este semestre me quedé casi sin amigos, no por peleas ni conflictos sino porque no se usar el pucmático. Sí, tonta de mí. Si ud va en la puc y lee a continuación y desea decirme weona, sé que me lo merezco. Bueno, usé los benditos puntos para dar prioridad a un ramo y el resultado es que me quedé sin pan ni pedazo. No tengo el ramo de fotografía y no tengo uno de los ramos bases necesarios. En realidad, ese no era el problema. Me sentí realmente mal cuando noté que en la mayoría estaba sola. Si bien no soy, ni nunca he sido de muchos amigos, he sentido la falta al almorzar, o al llegar a la universidad o en el hecho de no hablar en clases. Nunca fui buena para quedarme callada en clases y ahora menos. Tengo las palabras en la garganta y saltan y saltan y se quedan como debate entre mi cerebro y los rayados de la mesa.

Pero bueno, que se le va a hacer. De tonta me pasa y tengo que ver el lado bueno. Aunque no he conocido muchos nuevos compañeros he hablado con gente entretenida. Por ejemplo el novato misterio. Este chico viene de nada menos que de Tierra del fuego y a sus cortos 20 -casi 21- años ya ha trabajado para TVN. Aunque ya era productor y estaba estudiando en la universidad, decidió venirse para Santiago y entrar a la PUC. Aunque nunca lo pillo en los pasillos para hablar más con él y que me cuente más de su historia, ya lo pillaré. Por otro lado está la hermana de Rajesh (personaje de The Big Bang Theory), que es bella y simpática, pero nunca me puedo sentar a su lado para que hablemos. El ramo en el que estamos juntas tiene sobrepoblación y siempre faltan las sillas. Como nunca llego a la hora a la nada, tate, nunca puedo elegir donde sentarme. Además es de uno de los grupos anexos de mi generación. Explicación: En la prehistoria cuando mis compañeros y yo nos dividimos en grupos por simpatía, se creo un gran grupo y unos pocos anexos de un par de personas. Entre esos está mi micro grupo (Carlitos, Chang, Maca y yo) y el de esta chica. Quizás por eso me cae bien.

Hasta el momento estos son los grandes descubrimientos de mi tiempo sola. Ellos, el DDR y mi perro. Porque entre el último semestre de clases del Tomi y mis ramos cacho no creo que tenga mucho tiempo de sociabilizar en el año. De hecho, debería estar leyendo en este momento para Estadística. Pero bueno, no lo hago y no lo haré hasta mañana en la mañana. Por suerte,  mañana tendré clases con la hermana de Rajesh, y si llego temprano, quizás logre hablar unos momentos con ella.



Lo siento
18-01-09, 9:11 pm
Filed under: Uncategorized

Pero si fuera solo por hoy me tiraría de un puente.



regalo
24-12-08, 7:24 pm
Filed under: escritos, intento fallido

Estamos originalmente en la playa. Al parecer en la casa del abuelo de la Caro, una casa a medio desarmar o quizás a medio hacer. Es como esa de la fiesta de 1ro medio (creo). Está embrujada, o eso es lo que queremos creer mientras bajamos corriendo del tercer piso a la playa. Las escalas dan directo a la arena, así como una de las últimas escenas de Eterno Resplandor, cuando la casa en la que los protagonistas se conocieron comienza a llenarse de arena. Quizás es el patio. En realidad no cuestiono porque está sucia porque no es mi casa.

Antes de meternos al agua pasamos a mi colegio para decorar como ex alumnas la antigua sala de cuarto medio. Es un concurso y ganamos, el curso feliz vuelve a estar reunido y parece que nos hubiéramos visto hace solo un par de días. Todas tienen las mismas actitudes de siempre. Esas que recuerdo de cambiarnos en la sala antes de deporte y cuando salíamos juntas a hacer cosas entretenidas. Esas frases que decía cada una en la gira de estudios o esas que sonaban cuando nos estábamos despidiendo.

En fin, vamos de vuelta a la playa y nos encontramos con ella. Ella que representa algo así como mi amor no correspondido. No erótico en ningún sentido, más bien platónico imposible. Y me hace pensar en todas esas veces que me enamoré de las personas y las cosas no me salieron como quería. Enamorarse tanto como querer ser amiga de alguien, intentarlo por siglos y no lograrlo. Pero la extrañé, tanto como si nos conociéramos de siempre y fuéramos muy amigas. Me late el corazón más rápido y tengo mucho miedo a pasar alguna vergüenza. Me enderezo y miro el piso para no caer mientras estoy a unos pasos de ella. Está abrazando a mis compañeras, no soy la única que la ha echado de menos. Pero ahí estamos todas, y el abrazo cordial y masificado para cada una no difiere en lo más mínimo. No hay palabras de afecto, simplemente un abrazo apretado único, sin diferencias.

Es entonces, entre mi sonrisa y mi resignación que llega la hora de saludarla. Me mira y noto como ve algo familiar en mí, ve algo que recordaba diferente pero en el fondo sigue siendo lo mismo. Y sonríe, así como no había sonreído hasta el momento, con los ojos, con los brazos. Se acerca y siento sus brazos en mi espalda apretando fuerte, impidiendo que me vaya. Me da pena, quizás he alargado el abrazo más de lo normal y ya se siente incómoda. Aunque no lo quiera, me alejo un poco para verla y decir  hola. Es en ese intervalo, entre su pera en mis hombros y su cara frente la mía, su boca pasa por mi oído. Los ojos se me ponen vidriosos, y la frustración de ese amor no correspondido se ahoga en mi guata. Escucho. Escucho y si pudiera me pellizcaría. Un pequeño susurro, íntimo y escondido del resto entra por mis orejas a esa parte donde se albergan -o deben albergarse- todas esas cosa que no he podido hacer a mis cortos 20 años. Te extrañé, se escucha suave para que nadie más sepa. Yo la miro y digo gracias. No sé que más sacar de mis cuerdas vocales, se me cierra la garganta y no puedo pensar más.

Nos vamos a la playa, pero ella no quiere entrar al agua. Vayan ustedes chiquillas, yo voy en un rato. Pero que más da si ya estoy bien cerca de las olas. Está oscureciendo, no hace calor pero tampoco frío. Y las que siempre le molestaba mostrar alguna parte de su cuerpo se están cubriendo con pareos. A las que les molestaba mojarse el pelo se lo están amarrando. A las que les gusta tomar sol se quedan en sus toallas. Y a las que no les da miedo nada, siempre han sido así, están ya en la mitad del mar nadando y gritan, no sean mamonas métanse al agua. Y yo voy corriendo, estoy llegando, estoy entrando al mar y siendo mis dedos congelándose. No me importa en lo más mínimo. Ni mi vestido blanco, ni que no tenga que más ponerme para volver, ni estar sola, ni nadie. Estamos nadando como si bailáramos, cantáramos, actuáramos. Es una acción que puede ser percibida como única. Y siento, siento esa felicidad que he sentido pocas veces. Pienso en sus palabras y la miro sentada en la escalera de la casa del abuelo de la Caro. Sonrío y sigo nadando.



sí, se pudo
05-11-08, 9:14 am
Filed under: felicidad, videos


los barcos
05-10-08, 5:40 pm
Filed under: intento fallido, videos

y mi amor imposible por gepe.